Aceite Esencial de Menta y sus propiedades

El aceite esencial de menta es uno de los más utilizados en aromaterapia. Además, esta planta se lleva usando con fines terapéuticos desde hace mas de dos mil años, motivo por el cual se convierte en uno de los aceites cuyos efectos conocemos mejor. Tantos siglos de uso para tratar infinidad de dolencias y numerosos estudios clínicos posteriores, hacen que hoy tengamos un conocimiento muy avanzado sobre las excelentes propiedades esta hierba.

 

Hojas de menta

Hojas de menta

 

Principales propiedades del aceite esencial de menta:

  • Síntomas gripales y catarrales.

Se suele utilizar en procesos febriles por su potente acción refrescante. Es expectorante y debido a su acción analgésica, alivia el dolor de cabeza provocado por la congestión. Resultan muy buenos los vahos, añadiendo un par de gotas o tres en agua caliente y teniendo especial cuidado para no quemarnos con los vapores. De este modo lograremos el desatasco de las vías respiratorias.

  • Analgésico.

Tiene un efecto calmante ante dolores diversos. Las molestas jaquecas o migrañas se reducen considerablemente, y sirve como atenuante de dolores de muelas e incluso musculares. El uso de toallitas sumergidas en agua caliente donde se ha vertido el aceite, es muy habitual para lumbagos, tendinitis, moratones etc.

  • Fatiga mental y depresión.

Actúa eficazmente en casos de insomnio y estrés, además de mitigar cualquier problema derivado de la tensión nerviosa. En épocas de estudio, intenso ejercicio  intelectual o situaciones continuas de sobrecarga en nuestras responsabilidades diarias, el aceite esencial de menta contribuye a eliminar este cansancio y nos ayuda a afrontar los problemas que cada día nos restan energía.

  • Indigestiones, cólicos o naúseas.

Su acción sobre el tracto digestivo es un remedio para trastornos de este sistema, siendo especialmente beneficioso sobre la zona hepática, así como estómago e intestinos. Además es eficaz frente a cólicos e indigestiones, frenando las naúseas típicas de estas dolencias.

  • Piel.

Actúa mediante la constricción de los capilares provocando sensación de frescor. Se puede aplicar con resultados satisfactorios ante lesiones provocadas por el acné, inflamaciones e incluso quemaduras.

Es muy importante recordar que los aceites esenciales tienen una elevada concentración que requieren cuidados especiales de uso. Aplicarlos directamente sobre la piel sin haberlos diluido antes puede provocar irritaciones en pieles sensibles. Por esta razón, es habitual mezclarlos antes en aceites vegetales, miel o leche, ya que no se disuelven directamente en el agua.

 

aceite esencial de menta labiatae 12 ml

 Aceite esencial de menta

Comentarios

Loading Facebook Comments ...
No comments yet.

Deja un comentario

71 + = 77